AIMI-Logística_Servicio de Paquetería

Inicios del servicio de paquetería en AIMI

La innovación es importante en la transformación de las empresas, es por ello que hoy les queremos compartir un poco del nacimiento del servicio de entrega en la última milla o paquetería que ofrecemos en AIMI en Costa Rica.

Para este blog nos acompañará Diego Arias, quién es socio y gerente financiero de la empresa, quién nos contará de primera mano acerca de este nuevo servicio y los retos que ha presentado su implementación.

¿Cómo inició la idea de brindar el servicio de paquetería o entrega de última milla?

Cuando inició la pandemia en mayo del 2019 se detectó la oportunidad de brindar un servicio integral a todas las empresas que estaban gestionando ventas por medio de comercio electrónico (tiendas de Instagram y Facebook), esto hizo que nos replanteemos el modelo de negocio actual y se buscará diversificar los servicios de la operación.

“Gracias al crecimiento que a tenido el comercio electrónico y al uso de la tecnología, hemos visto cómo la empresa se vio impactada de forma positiva al implementar el servicio de entregas en la última milla o como se le dice coloquialmente “servicio de paquetería” en tiempo de pandemia” comentó Diego Arias, Gerente financiero de AIMI 

¿Se actualizaron en alguna tecnología?

Con base en investigación del departamento técnico y experiencias de un socio en Guatemala, vimos la necesidad de realizar un apalancamiento productivo de buenas prácticas y dar inicio con el servicio en Costa Rica. 

El software que utilizamos permite que todas las guías sean digitales y nos brinde un control de los envíos de todos los clientes en tiempo real. Muchos de los clientes están muy contentos con la automatización de este software, ya que les permite realizar las entregas, ahorrando tiempo en el proceso de envío.

¿Cómo ha sido la implementación?

La implementación del servicio ha sido de mucho aprendizaje, ya que no esperamos cambios tan grandes en la demanda para fechas especiales. 

Parte de estos retos, nos ha permitido evolucionar el servicio de última milla o paquetería a un servicio integral, enfocado en el cliente. 

Parte de esta evolución se ha visto reflejado en pasar de ser un negocio “B2B” a brindar un servicio “B2C” enfocado en el cliente final, ya que este es más exigente en cuanto a la calidad del servicio esperado.

¿Se brinda el servicio en todo Costa Rica?

“El servicio se inició con la visión de aperturar el proyecto por etapas, iniciando en el GAM y se considera más adelante brindar el servicio en todo Costa Rica” comentó Diego Arias.

¿A cuáles industrias se brinda el servicio?

Actualmente tenemos diversidad de clientes, desde empresas alimenticias hasta empresas de moda, es importante destacar que muchas de estas empresas son pequeñas o emprendimientos de Instagram y algunas otras tienen altos volúmenes de entregas por día. El servicio está diseñado para funcionar a pequeña y gran escala, siendo una solución integral enfocada en la satisfacción del cliente final.

¿Cuáles se considera que son los principales beneficios de trabajar el servicio de entrega de última milla con AIMI?

Somos una empresa que brinda un servicio personalizado a nuestros clientes, nos destaca la agilidad y la buena comunicación que tenemos en el proceso desde la solicitud del servicio, hasta la entrega con el consignatario o receptor final.


Si usted leyó esto y está interesado en contratar nuestro servicio de paquetería, a continuación les compartimos los datos de contacto.

Teléfono: 2239-8181 

WhatsApp: 8557-8181

Correo electrónico: info@aimi.cr

AIMI-Logistica_Paqueteria-para-Ventas-en-Linea

BUENAS PRÁCTICAS DEL SERVICIO DE ENTREGAS

La nueva realidad ha ocasionado que el comercio electrónico tenga un crecimiento exponencial, esto ha generado un cambio en la forma de hacer negocios en empresas grandes y pequeñas.

En Costa Rica no somos la excepción, el servicio de “paqueteria”, “servicio de entrega” o también llamado “puerta a puerta” es un servicio que engloba todo lo relacionado a coordinación con el vendedor y entregar al cliente final con un excelente nivel de servicio.

En AIMI algunas de las buenas prácticas que hemos venido implementando para brindar un servicio excelente a nuestros clientes, son:

  1. Conocimiento del cliente, es importante para nuestros colaboradores conocer el producto del cliente y sus características, con el fin de brindarles un servicio que se ajuste a sus necesidades. Entre nuestros clientes destaca comida preparada, joyería, ropa, productos de cuidado personal y especializado.
  2. Uso de la tecnología, todos nuestros colaboradores tienen un dispositivo móvil para un contacto en tiempo real con los clientes, además de contar con un software de última tecnología que prepara las etiquetas de los productos y las colillas de entrega al cliente final. De esta forma el vendedor no tiene que escribir las boletas una por una, ya que las puede realizar en el computador.
  3. Las rutas que implementamos son actualizadas con un software que nos brinda información del tráfico en carretera, esto nos permite excelentes tiempos de respuesta y entrega a los clientes finales.
  4. Servicio post venta, una vez que se entrega el paquete al cliente final se notifica al vendedor y este puede implementar un servicio de “review” o “calificación” por parte del cliente y mejorar su calificación en plataformas de venta (Facebook, Instagram, página web, entre otras).

Contáctenos, y con gusto le asesoramos!
Correo electrónico info@aimi.cr o al teléfono 2239-8181

Fuente de consulta:  Reporte 2022 Anual Third-Party Logistics Study

Portrait of gorgeous brunette woman manager controlling business in warehouse logistic center. Well dressed successful woman checking distribution while CEO walking behind her.

TENDENCIAS LOGÍSTICAS EN EL 2022

La nueva realidad ha tomado por sorpresa al mercado y en el reporte de Anual Third- Party Logistics Study nos muestran algunas tendencias logísticas que estarán presentes en el 2022, además de temas importantes de transporte de cara al próximo año.

  1. Inversión e implementación de IoT en herramientas de control: Según el reporte, muchas de las empresas observan como punto crítico la implementación de las tecnologías de la red 5G, el análisis de datos, transmisión de datos en tiempo real y la implementación del internet de las cosas en su logística de transporte.
  2. Responsabilidad social logística: Maquinaria eficiente en la movilización de la carga en los puertos, el 59% de las empresas logísticas (navieras y de transporte) señalaron que tienen un programa de gobernanza corporativa, social y medioambiental con metas y objetivos definidos.
  3. Incremento en la automatización en los procesos logísticos, se observa como es casi obligatorio la impresión y lectura de etiquetas para comercio electrónico. 
  4. Almacenes inteligentes, contar con grandes almacenes cerca de los núcleos de vivienda es cada vez más costoso y difícil, es por eso que se requieren procesos más trazables, optimizados y medibles.

Contáctenos y con gusto nuestros asesores le brindarán el apoyo que necesita.

Tel. 2239-8181 Correo: info@aimi.cr

Industrial port and container yard

CRISIS DE LOS CONTENEDORES

La “Crisis de los contenedores” es un fenómeno logístico de oferta y demanda, que ocurre a nivel global, y está relacionado con el comercio asiático. Esta crisis se ha posicionado últimamente en los titulares, ya que es una consecuencia directa de la pandemia del COVID-19 que ha tenido un gran impacto en muchas cadenas de suministro.

En este blog le explicaremos de forma resumida, algunas de sus causas y prácticas que puede implementar en su empresa para amortiguar el impacto en los próximos meses.

La “Crisis de los contenedores” tiene antecedentes importantes, comenzando en diciembre del 2019 cuando llega la pandemia de COVID-19 a China. Esto ocasiona una serie de restricciones sanitarias en Asia como el cierre de fábricas, reducción de personal y cuarentenas. Sin embargo, durante este lapso de tiempo, en Occidente los consumidores continuaron comprando y los fabricantes produciendo con las materias primas que tenían en inventario. 

Conforme avanzan las medidas y protocolos sanitarios, algunos de los puertos más importantes del mundo cierran y trabajan con una menor capacidad. Por ende toda la operación logística se ve ralentizada, impactando negativamente en los lead time de muchos pedidos y generando un cuello de botella en el proceso de la cadena de suministro.

Luego, con la expansión de Covid al resto del mundo, las demandas de consumo comienzan a bajar, por ende, las navieras sacan de circulación algunos buques para nivelarse al bajo volumen en el trasiego de la mercancía.

Al reducirse las medidas sanitarias impuestas en un inicio, el consumo comienza a aumentar considerablemente y las fábricas reanudan sus operaciones. Sin embargo, dado que la pandemia no ha acabado, los puertos apenas operan al 60-70% de su capacidad, lo cual ocasiona que no se puedan cargar y descargar las mercancías al ritmo necesario. 

Como consecuencia de lo anterior, se generan muchos atrasos tanto para salir de China con contenedores cargados, como en América por falta de capacidad para descargar y mover los contenedores que vienen llegando. Asimismo, se da una retención de contenedores por falta de carga para enviar de regreso a Asia.

Además, la mano de obra de transportistas en Estados Unidos se ve mermada debido a las condiciones laborales y los subsidios que se dieron por parte del gobierno durante la pandemia. Esto ha ocasionado que cuando los buques llegan a los puertos (especialmente en California y México), no hay suficientes transportistas que retiren las mercancías, propiciando el estancamiento de los contenedores y retrasando aún más el flujo de la operación. Por ejemplo, en el puerto de Los Ángeles se llegó a tener 70 buques haciendo fila para ser descargados. 

En resumen, los importadores en todas partes del mundo necesitan reponer el inventario y necesitan comprar materias primas para suplir el consumo del mercado, lo que aumenta la demanda de transporte. Por otra parte, la falta de buques y contenedores en circulación reduce su oferta lo que ha elevado el precio del transporte de mercancías hasta más del doble de su precio pre-pandemia. 

Por último, cabe recalcar que a futuro las proyecciones no son positivas y se estima que la situación de poca oferta de contenedores y los incrementos en los precios se mantengan durante todo el 2022, por lo que hay que tomar algunas medidas para tratar de mitigar la situación tanto como sea posible.

Es importante destacar las siguientes buenas prácticas que proponemos para amortiguar el impacto en la operación:

  1. Contar con un forecast actualizado de material de empaque, materias primas, y demás productos a importar.
  2. Buscar diferentes proveedores en Europa o América, para así tener otros mercados más cercanos donde comprar materias primas con menos tiempos de tránsito y con un menor costo de transporte.
  3. Ajustar los inventarios de seguridad, así como sus ROP y los lead time de cada proveedor, ya que en este momento es favorable ser precavidos y tomar decisiones estratégicas en cuanto al manejo de inventarios.
  4. Tener una buena comunicación con su socio logístico, buscar otras opciones de transporte, rutas alternativas y soluciones multimodales no tradicionales.